Convivencia del pasado histrico indgena y los pobladores

Nilo Franck

Geral

// - :

Convivencia del pasado histórico indígena y los pobladores  de Tovar


Autoría: Isabel Jahn y Peter Leitner


 




Cuando los inmigrantes de Ia Colonia Tovar arribaron en a mitad dei siglo XIX a Ias "casi vírgenes" tierras dei estado Aragua en Ia zona montanosa de los valles dei Tuy, ignoraban que alguna vez esta zona estuvo poblada por indígenas venezolanos.

La lIegada de los colonos alemanes se produce en 1843, pero se sabe que ai menos 3.000 anos antes, los indígenas vivieron y reeorrieron esta tierra dejándonos numerosas huellas de su paso por el estado Aragua a sí como zonas vecinas.

Hoy en día cuando revisamos Ia historia de nuestro pasado indígena nos remitimos aios hallazgos descubiertos por diferentes grupos de arqueólogos que han escrito libros de investigación abarcando zonas ricas en vestigios. En Ia actualidad estas zonas albergan todavía numerosas tribus que dan continuidad a su origen con Ias adaptaciones propias eon el venezolano actual y Ias neeesidades que pueden haeer su vida más satisfactoria.

Si nos remitimos a Ia globalidad dei territorio venezolano, encontramos que según fuentes gubernamentales, se pueden distinguir actualmente tribus indígenas dispersas en 12 de Ias 25 divisiones de su territorio. Sin embargo se han podido localizar hallazgos en lo que alguna vez constituyeron asentamientos indígenas temporales. EI carácter temporal se debe a que son vestigios de herramientas, enterramientos o utensilios de trabajo o cocina que son testigos de este paso por tierras pensadas como vírgenes. Por otra parte y de manera más permanente se encuentran los petroglifos, superando el paso dei tiempo por Ia constitución pétrea de los mismos ..


 



Breve historia de un pasado indígena venezolano



Se sabe que el origen dei poblamiento de América se hizo desde Asia hace unos 30.000 a 20.000 anos dejando marcado sus rasgos en los hombres que les sucedieron. Se eree que en Venezuela, el primer hombre puede haber entrado en escena en el ano 16.000 a.C. y que a su paso desarrolló Ias adaptaciones propias dei clima y Ias diferentes zonas geográficas resultando en Ias distintas tribus actuales.

En general el hombre primitivo venezolano se trata de un indígena cazador y recolector que tiende a ser nómada. Luego se asienta en puntos específicos de Ia geografía Venezolana como en Ia zona andina, lIanos, costas y amazonía, generalmente en busca de Ia eercanía de ríos, lagos o mar. En un principio, en Ia etapa Meso-india podemos hablar de una población tendiente ai trabajo cerca de Ias costas.

Más tarde en una etapa que se le lIamó Neo-india y que podemos datar aproximadamente a unos 1.500 anos el hombre pasa a tomar conciencia dei trabajo que podía realizar tierra adentro, p,erfeccionando armas y herramientas, logrando perfeccionar sistemas de riego y siembra, construcciones de viviendas, enterramientos, vasijas y objetos de uso cotidiano o rituales. En esta etapa podríamos ubicar también expresiones mágica-religiosas como lo son los petroglifos (grabados en piedra) y otras manifestaciones que muchos han comparado con muestras megalíticas de Ia prehistoria en otros países como los alineamientos o menhires.

Hoy se conservan algunos grupos indígenas que son enmarcados dentro de una clasificación general según Ia conservación de sus dialectos y filiación: Arawak (192.971 individuos, los de más cantidad), Caribe, Warao, Yanomami, Guajiro, Piaroa, Yaruro y Chibcha (2.936 indivíduos, el de menos población).


 



EI caso de Aragua y los petroglifos


 


Actualmente y según el censo realizado por el gobierno, no existe actualmente ninguna población indígena en Ia parte centro occidental dei país, zona que abarca el estado Aragua y entidades vecinas. Sin embargo se puede evidenciar su paso por estas tierras basándonos en Ias piezas Iíticas y cerámicas dejadas a su paso. Los hallazgos encontrados a finales dei siglo XIX y comienzos del XX fueron ampliamente estudiados y reseñados por distintos investigadores tanto extranjeros como venezolanos. Se cree que esta zona fue poblada por los indios Caracas pertenecientes a Ia familia de los Caribe por los rastros encontrados y Ia similitud de sus costumbres.

Entre los investigadores que más se hallan Alexander von Humboldt y Alfredo Jahn, ambos importantes personajes dei mundo científico que de alguna manera se encuentran ligados a Ia historia de Ia Colonia Tovar. Otros geográficos y científicos dan fe de Ia historia indígena que deja huellas en Ia zona de Tovar y da fe de casos de enterramientos y petroglifos encontrados en Ia zona. Cabe destacar que en ninguno de estos ejemplos se trabaja Ia exploración intencional de los petroglifos, pero surgen como evidencia ineludible dei paso de los indígenas por estas zonas. Más adelante en Ia historia surgiría el interés por Ia investigación de esta expresión indígena que será sujeto de estudios más especializados pero aún incompletos.

EI petroglifo es un grabado realizado en una superficie rocosa con Ia probable intención de exponer una propuesta mágica religiosa, un ritual o un medio de comunicarse entre los pobladores de Ias tribus indígenas. En ellos se exponen símbolos, Iíneas y puntos, en los que algunos expertos coinciden o no en su significado. A veces es evidente su relación con imágenes de animales o personas y en otras ocasiones se les atribuyen connotaciones propias de rituales sociales o religiosos, simbología referida a características sexuales o Ia maternidad. En todo caso es un sistema de expresión gráfica que busca comunicar el mensaje indígena y perpetuarlo para futuras generaciones.

Sin querer ahondar en los significados últimos de estas ímágenes, Ia correcta utilización de metodología arqueológica en sus hallazgos y obtención de imágenes, podemos decir que en el poco estudiado campo de los petroglifos registramos una variedad y diversidad de grabados que nos invitan a formularnos miles de preguntas que aún no encuentran respuesta.

En el estado Aragua se han encontrado numerosos petroglifos y entre ellos una gran mayoría han sido descubiertos por Peter Leitner. Este personaje, austriaco de nacimiento, ha dedicado los últimos 20 anos a Ia búsqueda y registro gráfico de los petroglifos dei municipio Tovar, estado Aragua en Venezuela.

En Ia investigación que IIeva a cabo a logrado reunir el registro más de 1000 petroglifos en Ia zona resultando una gran base para el estudio posterior exhaustivo de alguna institución científica. Su trabajo es autodidacta y a Ia vez profesional aunque parezca contradictorio.

Se le ha criticado su metodología en el levantamiento de Ia información sobre los glifos, pero es innegable Ia efectividad de Ia investigación realizada así como Ia cantidad de hallazgos en tan corto tiempo para un expedicionario casi siempre solitario y con mínimas herramientas.


Los petroglifos de Tovar y Ia gente.


 


Cuando Peter Leitner comienza a recorrer estas tierras de Tovar en busca de petroglifos, existe en Ia gente cierto escepticismo. Es algo poco usual encontrarse con un personaje austriaco que aún no habla bien espanol recorrer tierras casi vírgenes en busca de una piedras talladas que no le aportan beneficios o ganancías más que Ia satisfacción de ver crecer una gran colección de piedras dibujadas en sus agendas de trabajo.

Las personas que habitan estas monta nas que van desde Ia selva lIuviosa y nublada hasta Ias costas aragüenas son familias trabajadoras y campesinas. Trabajan Ia tierra en pequenos terrenos o en grandes extensiones. Muchas veces se han tropezado con piedras portadoras de grifos pero ignoraban Ia importancia de Ias mismas. Estas piedras eran tratadas como cualquier otra y por lo general eran ignoradas o removidas del lugar por estar en medio de un posible campo de cultivo. Otras piedras pasan a formar parte de incluso de Ia estructura formal de una modesta casa o rancho, formando lo que sería Ia base sólida de una de Ias paredes de Ia vivienda.

En otros casos Ias piedras por su cercanía a los rios era utilizada como lugar para realizar los oficios de lavandería o concertar una acampada ai aire libre, ocasionando incluso danos irreversíbles ai grabado en Ia roca. La quema de zonas cultivables también ocasionan danos a Ias rocas que se encuentran entre Ia maleza y todavía no habían sido registradas.

Las numerosas leyendas en torno a el tesoro en monedas de oro enterradas cercanas a Ias rocas con grabados importantes, también son motivo de vandalismo. No sólo desentierran sin cuidado algunas posibles osamentas indígenas depositadas en vasijas cerámicas sino que destruyen todo a su paso en Ia espera de encontrar algún objeto valioso. Para estas personas los petroglifos son una especie de marca en donde se advierte donde se ha enterrado el "tesoro".

Peter se sintió con Ia misión de dar a conocer a estas personas no sólo Ia importancia que para Ia historia de Venezuela tienen estas rocas grabadas sino Ia labor que tienen ante ellas como garantes de su perpetuidad en el lugar donde nuestros antepasados Ias trabajaron. De esta manera, cada vez que descubre una nueva roca, trata de hacerse acompanar por Ia gente dei lugar, jóvenes y adultos, que ai trabajar con Peter en Ia localización y reproducción de Ia imagen en Ia roca parecen poseerse por su magia y entienden ai fin Ia importancia de Ias mismas. Muchos creen interpretarias y leer en ellas sus gráficos y símbolos.

Otros esperan encontrar glifos en sus tierras e intentan conseguir vestigios de Iieas grabadas en Ias piedras y sentirse orgul/oso una vez más de tener un trozo de historia en Ias cercanías ~ su hogar. De esta manera Leitner ha logrado Ia sensibilización de muchos pobladores.

En estas montanas de Tovar conviven tres diferentes personajes. Uno de ellos lIama Ia, atención por ser descendiente de los indígenas venezolanos y posiblemente de aquellos que una vez habitaron este u otro valle cercano. Sus características fisonómicas lo delatan y dan fe de su origen. Es uno de los más fervientes colaboradores de Peter Leitner y agradece Ia oportunidad de ser parte de esta historia viva. Sabe que este legado es parte de su misma historia y de Ia que ahora es descubierta para daria a conocer ai resto dei país.

Por otra parte encontramos a los criollos, venezolanos que se alejan de Ia ciudad y buscan Ia paz dei campo en grandes o pequenas haciendas junto aios trabajadores que hacen vida en el lugar y laboran para los hacendados pero tienen su propio conuco; y finalmente los colonieros, descendientes de aquellos alemanes que en 1843 poblaron ellugar.

Estos colonieros están diseminados en distintos poblados dei municipio, a varios kilómetros de Ia Colonia Tovar y otros cerca de ella. La percepción ante los hallazgos es muy fuerte: ellos sienten ese arraigo de lo alemán en sus venas pero no pueden reemplazar Ia otra mitad dei corazón que los une a esta tierra que los vio nacer y surgir para dar vida a nuevas generaciones.

Los petroglifos logran transmitir sus mensajes de Ias manos de aquellos que están allí para que sus voces no se apaguen. Estas piedras que han surgido a Ia vista de todos estos 20 anos de investigación de Peter, ahora son custodiadas por aquellos que Ias hacen parte de su vida y de su propia historia, concientes de que los grabados pertenecen a un patrimonio cultural inmueble e inseparable de su entorno natural que es parte complementaria de su razón de ser.

Hoy podemos decir que se conjugan en una misma tierra el pasado primitivo de Venezuela, el nuevo poblamiento criollo y de sangre alemán, así como Ia supervivencia de aquellos que vuelven de un pasado lejano a recuperar sus raíces. Se logra así una simbiosis de culturas en Ias que son protagonistas estas especiales muestras gráficas .

Recientemente se publicó ellibro "Los mensajes confiados a Ia roca" , escrito principalmente . por.Magdalena y Andrzej Antczak y Peter Leitner. Fue bautizado en el pasado CAAL V en f,la Colonia Tovar. En este libro se conjuga Ia investigación de Leitner con Ia experiencia científica de los Antczak. Es apenas el comienzo de una investigación en Ia que sólo se sientân Ias bases para continuar Ia exploración de un pasado que sólo es reconocido como patrimonio en menos del 1 % de Ia totalidad que hoy abarca. EI trabajo continúa y espera conjugar junto con los demás factores históricos el importante aporte de nuevas piedras grabadas dándole a este especial municipio una identidad única.


 



Por Isabel J. P. Leitner

Ainda no comentado.